La Verdad sobre el Campo de Auschwitz: ‘órdenes de comandancia’ nazi, ¡desclasificadas!

En España tenemos una expresión coloquial para definir momentos como éste: “te vas a quedar a cuadros”.
El represaliado historiador catalán Pedro Varela ha tenido acceso a documentos desclasificados el año pasado sobre la Alemania nazi donde se detalla el día a día del campo de trabajo de Auschwitz. Reproduzco este capítulo del nuevo libro de Varela recientemente publicado donde se exponen esos datos que a buen seguro te dejarán impactado.

¿UN CAMPO DE EXTERMINIO?: 10 PAQUETES DE VIANDAS AL MES POR CABEZA

image002Cada año se celebra, el 27 de enero, el día de la ocupación del campo de concentración de Auschwitz por las tropas rusas. La “historia” oficial afirma que hubo seis millones de desaparecidos…

Algunos hablan de “liberación”. Pero no todos estaban de acuerdo con ser liberados por los soviéticos. Buena parte de los internos optaron por marcharse con los alemanes en su retirada de aquel lugar. Sin duda preferían “malo” conocido que “bueno” por conocer.

image003Acaban de llegar a mis manos unos documentos interesantísimos, las Ordenes de la Guarnición y Comandancia del campo de concentración de Auschwitz de 1940 a 1945, editados por encargo del IfZ (Instituto de Historia Contemporánea de Munich), una acreditada institución gubernamental de la República Federal alemana 214. El libro ha sido preparado por seis investigadores de dicha fundación de derecho público 215.

Aunque llevan años publicados, esta investigación no ha sido comentada en los medios de comunicación, ni se ha hecho publicidad alguna de la misma. Ha sido pues una novedad discretamente ocultada.

Si se leen sus 604 páginas cuidadosamente, queda más que evidenciado que Auschwitz era un campo de trabajo y no como se ha pretendido un “campo de exterminio”. Se trataba, ante todo, de mantener a los internos capaces y disponibles para el trabajo en la industria armamentística o estratégica allí ubicada.

También se entiende finalmente, porque los internados judíos preferían ser evacuados junto a los Guardias-S en su retirada hacia el interior del Reich conforme se aproximaban los soviéticos, a ser “liberados” por el ejército ruso. La dirección del campo de trabajo dejó a la libre elección de los internos quedarse a esperar a las tropas de Stalin o marcharse con los alemanes en su retirada…

Los alemanes en primer lugar y el resto de europeos seguidamente, han sido mantenidos en la ignorancia sobre esta cuestión de forma sistemática.

No ha sido sino hasta 2013 que los Komandanturbefehle han llegado a manos de algunos investigadores interesados y finalmente a conocimiento público, gracias a la reunión que tuvo lugar el 25 de enero de 2014 en Karlsruhe para debatir sobre esta cuestión, abordando todo lo relacionado con el concepto-paralizante Holocausto de forma civilizada 216.

Dichas confrontaciones históricas no habrían de ser cosa de las salas de los tribunales, donde son forzadas a aceptar la calificación de “evidencia u obviedad pública y notoria”. Pertenecen por el contrario al debate científico abierto entre historiadores y ciudadanos interesados. Una ley que pretenda impedir con penas de prisión toda investigación, es prueba suficiente de que algo huele a podrido en toda esta historia.

En un principio uno creería estar ante una colección aburridísima de papelotes históricos. Pero conforme nos adentramos en su lectura, observamos que dicha documentación de primera mano supone una fuente primaria de extraordinario valor histórico y resultará indispensable para toda ulterior investigación de cierta seriedad sobre esta cuestión.

Al tratarse de las órdenes auténticas y originales emitidas por los mandos directos del conocido campo de trabajo (algunas captadas al parecer por los británicos, al descifrar el código de la máquina de encriptación alemana Enigma) 217, reflejan de forma fidedigna el ambiente reinante, la auténtica misión encomendada al lugar, las normas de empleo de la mano de obra disponible, el comportamiento de presos y guardianes, así como el régimen interno del histórico campo de prisioneros.

Este volumen documenta las órdenes internas dadas por los comandantes de las S a los subcomandantes y guardias de Auschwitz. Emitidas como hectógrafos, habían quedado dispersas, distribuidas en archivos alemanes, rusos o polacos, siendo dadas por desaparecidas por algunos investigadores 218. Pero tras ser finalmente recopiladas de forma abundante, nos permiten obtener un fresco cercano y en detalle, convirtiéndonos en testigos de la vida cotidiana de los S y los detenidos en la misma escena de los hechos.

Así que nuestra contribución, este año, no será otra que traducir y ofrecer en absoluta primicia en español, algunos de los muchos documentos allí contenidos, para que cada cual saque sus propias conclusiones.

Llegan unos 10 paquetes de viandas del exterior al mes por cabeza…

No me lo hubiese imaginado jamás, que semejante avituallamiento del exterior no sólo fuera posible, sino que tuviera lugar. Pero el libro del IfZ de Múnich mencionado, que publica todas las órdenes de la comandancia del KL-Auschwitz entre 1940 y 1945, lanza una luz totalmente nueva sobre dicho campo. Por ejemplo, en la orden especial de la guarnición del 14 de febrero de 1944, podemos leer entre otras cosas:

“Orden de la guarnición – Ausch. 14 feb 1944

Sea dicho nuevamente:

1.- Durante el día, como hasta ahora, habrá un pase de lista, que no puede durar más de 10-15 minutos.

2.- El tiempo libre sirva para reponer las fuerzas necesarias; esto significa sueño suficiente. Esto quiere decir que se suprimen los esfuerzos de los presos que sean innecesarios o vejatorios. Los incumplimientos en este sentido serán castigados con las más duras penas.

3.- Hay que prestar máxima atención a la alimentación, es decir, cada preso debe recibir lo que necesite realmente (por trabajos duros o sobrecarga de trabajo). La entrega de paquetes juega aquí, en cualquier caso, un papel especial. En Auschwitz se reciben en un plazo de 2 meses y medio más de 1 millón de paquetes. Los receptores de muchos paquetes que contienen mercancías perecederas y que, como he tenido ocasión de comprobar, no pueden consumirlas ellos solos, dichas mercancías serán entregadas con la correspondiente información, si no lo han hecho ya ellos, a otro prisionero con peor fortuna”. (Liebenhenschel) Continue reading ‘La Verdad sobre el Campo de Auschwitz: ‘órdenes de comandancia’ nazi, ¡desclasificadas!’

FUENTE ORIGINAL: RAFAPAL

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Paco dice:

    Quién iba a pensar que el padre y tío de un compañero de trabajo que estuvieron en Auschwitz siempre me mintieron, seguro que les alienaron los sionistas y, una vez que fueron liberados, les implantaron un chip para que se creyeran que aquel resort en el que habían estado de vacaciones era un campo de exterminio. Fíjate tú.
    Y pensar que cuando volvieron allí, al bajar a la cámara de gas, dos señores de 60 años no pudieron entrar y se abrazaron llorando porque olía igual que cuando habían estado.

    Y el marido de la tía uno de mis mejores amigos, que consiguió escapar (este no recuerdo de qué resort) y pudo volver a ver, desde fuera, a la que era su mujer en aquella época que estaba dentro y allí murió (me imagino que sería por exceso de fuerza en uno de los chorros del SPA), a él le cogieron y le llevaron a otro resort, por desgracia fue justo antes de acabar la guerra y no pudo disfrutar mucho de las maravillosas instalaciones. El número tatuado que tenía en el brazo debía de ser el teléfono del entrenador personal porque se le olvidaba.

    Me gusta

    1. e6967712 dice:

      Como bien sabras la historia la escriben los que ganan las guerras. Ni todo es mentira, ni todo es cierto. Aqui respetamos todas las posibilidades

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s